LA SITUACIÓN DE LOS BOSQUES EN ESPAÑA

bosc1

Cual es la situación de los bosques en nuestro/tu País y en el Mundo ???. No te preocupa ???….. Si es así, entiendo que debes de empezar a hacerlo, DEBEMOS PREOCUPARNOS TODOS como individuos y como sociedad. Los bosques y los árboles que los componen, suponen SALUD tanto a nivel físico como social y a mi en lo personal me lo aportan hasta en lo EMOCIONAL.
Paso a transcribir resumido un articulo del MINISTERIO DE AGRICULTURA Y MEDIO AMBIENTE, sobre el último estudio realizado y referente al año 2014.

Si comentar no con gran pesar y tristeza el gran abandono que existe en la actualidad hacía los bosques., la permanente pérdida de masas forestales por la gran e indiscriminada existencia de incendios en su mayoría provocados y a los que no se les pone coto.

Se les ha dado la espalda a nuestro bosques, tanto a nivel social como institucional. Únicamente se cuidan los de las explotaciones maderables. Los bosques están totalmente abandonados y lejos quedan aquellos tiempos de nuestros abuelos cuando se vivía en el cuidado y respeto al bosque, pues mucha gente vivia de ellos y lo más importante.. con ellos. Paso a reportaros el artículo que es interesante, pero creo que se podría puntualizar en algunas cosas. Entiendo se puede y debe hacer más, por desgracía este es el País donde todo se abandona… MENOS DEMAGOGÍA y más ACCIÓN.

bosc2
1.-DIAGNÓSTICO DEL SECTOR FORESTAL ESPAÑOL

Los montes proporcionan gran variedad de servicios ecológicos, sirven de hábitat para las especies de plantas y animales, ayudan a proteger los recursos hídricos y del suelo, contribuyen a la lucha contra el cambio climático, y ocupan el 55% de la superficie geográfica española. Asimismo, los montes son un factor económico importante como proveedores de madera y otros productos forestales, y por su papel en la diversificación de las economías en las zonas rurales.

1.1.-Situación de los Ecosistemas Forestales Españoles

La estructura y distribución de las formaciones forestales están condicionadas por factores naturales como la situación geográfica, el relieve, la altitud, la orientación, la pendiente, el clima o el suelo, y por la enorme trascendencia de la mayor o menor intervención humana a lo largo de los siglos (ganadería, agricultura, corta y aprovechamientos,etc.).

Para analizar los principales datos estructurales que caracterizan los ecosistemas forestales en Europa y España, es importante definir qué se entiende por terreno forestal. En España, el monte es el resultadode la agregación de la superficie forestal arbolada y desarbolada, que se corresponden con el concepto de la FAO de bosque y otras tierras boscosas, respectivamente. El Anuario de Estadística Forestal (AEF) recoge estas definiciones, de tal forma que:

Se estima que en el mundo hay en torno a 4.000 millones de hectáreas (M ha) de bosque, que cubren el 31% de las tierras emergidas. Esto equivale a una superficie de bosque per cápita de 0,6 hectáreas distribuidas desigualmente,ya que sólo cinco países albergan más del 60% de la superficie de bosque del planeta: Rusia, China, Estados Unidos, Canadá y Brasil.

1.2. Superficie forestal en la Unión Europea y en España: caracterización, distribución y evolución.

La superficie forestal de la UE es de 179,4 M ha que cubren el 39,9% de su territorio, España con 27,7 M ha que ocupan el 54,8% de su territorio, es el segundo país con mayor superficie forestal sólo por detrás de Suecia y el cuarto en cuanto a ocupación forestal respecto a su territorio, superado por Suecia, Finlandia (ambos con un 69%) y Eslovenia (63%). La UE supone el 5% de los bosques mundiales y cubren el 35,4% del territorio y una superficie de bosque per cápita de 0,3 hectáreas.

La superficie arbolada, se clasifica en frondosas o coníferas. En España las frondosas representan el 55% del total arbolado, en algunas CCAA como Extremadura y Cantabria suponen más del 90% de la superficie arbolada, mientras que las coníferas predominan en la zona este, en Murcia suponen el 92% de su área bosque.

Existe una enorme diversidad en los montes españoles, tanto en especies presentes como en la variedad de sus formaciones arboladas. Según el Inventario Forestal Nacional, algo más del 80% de los bosques se componen de dos o más especies de árboles. La formación más extensa es el encinar con el 15,3% de la superficie arbolada, unas 2,8 M ha, seguida por las dehesas (en su mayor parte encinares), formaciones agrosilvopastorales ejemplo del manejo secular delos montes españoles por parte del hombre, con 2,4 M ha, y el pino carrasco con 2 M ha.
1.3. Principales impactos sobre estructura y distribución de los bosques

• Incendios: El fuego produce impactos negativos como eliminación de la cobertura vegetal, el desplazamiento de la fauna, el aumento de la erosión y la desertificación. En España los incendios son una de las principales amenazas para la mayoría de los ecosistemas forestales, caracterizados en su mayor parte, por el clima mediterráneo con sequías estivales y altas temperaturas que, junto al viento, condicionan una elevada sequedad en la vegetación y alto riesgo de propagación. En el periodo 2003-2013 hubo un promedio de 5.534 incendios forestales al año que afectaron a una superficie media anual de 120.453 hectáreas de las que 66% era superficie desarbolada, a pesar de suponer sólo un tercio de la superficie forestal, y el 34% arbolada.

• Usos del suelo: Los bosques españoles muestran desde el comienzo de los Inventarios Forestales Nacionales en 1964 un incremento en su superficie, resultado de la combinación de distintos factores entre los que destacan las políticas de reforestación y la transformación de la sociedad rural desde mitad del siglo XX (abandono del medio rural, intensificación de la agricultura y envejecimiento de la población) que se han traducido en una menor presión para los bosques, permitiendo su regeneración y expansión.Así, la superficie del bosque y su evolución tiene que ser analizada junto con el resto de usos de suelo.

• Erosión: La erosión edáfica es uno de los factores determinantes del avance de la desertificación en España y constituye un problema ambiental especialmente relevante en el área mediterránea, con el consecuente impacto sobre las masas forestales. Los períodos largos de sequía, característicos de España, aumentan la vulnerabilidad del suelo a la erosión. El 31% de la superficie erosionable está afectada por un nivel de erosión media y alta.

• Salud de los montes: La sanidad forestal consiste en el mantenimiento de un adecuado equilibrio dinámico y sostenible de los sistemas forestales. Para mejorar el conocimiento de los daños de los ecosistemas forestales, en 1986 se creó en Europa la Red Europea de Daños en los Bosques (Red Nivel I) con más de 7.000 puntos en Europa, 620 en España. Posteriormente, en 1993, se creó la Red de Nivel II con el objetivo de estudiar las relaciones causa/efecto entre el estado de vitalidad los bosques y los factores de estrés. Un indicador básico de la salud de los bosques es el grado de defoliación. En 2013, el 83,4% de los árboles españoles tuvieron un aspecto saludable, es decir, presentaron una defoliación aparente <25% respecto a un árbol con su copa completa, mostrando una tendencia estable en el periodo 2000-2013

bosc3
2. SERVICIOS DE LOS ECOSISTEMAS FORESTALES

En este apartado se plantea un análisis sintético de los principales bienes, servicios y beneficios que proporcionan los montes y que están relacionados entre sí:

· Servicios con valor de mercado, como sector de actividad (suministro de madera, caza y pesca, turismo y otros productos) y creación de empleos.

· Servicios ambientales y sociales, que no tienen reflejo en el mercado y que por tanto son difícilmente evaluables; entre ellos, la captura de carbono, la regulación hídrica y de suelos, el valor social de los bosques, la biodiversidad y el paisaje.

2.1. Servicios Ecológicos y Sociales

Analizar el valor ecológico y social de los bosques a través de los servicios de protección y de prestación de servicios ambientales, tales como la conservación de la diversidad biológica, la protección de la fauna y flora, la protección del suelo y los recursos hídricos, la captura de carbono o la provisión de valores estéticos, culturales y científicos.

El Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica reconoce que la biodiversidad está estrechamente ligada al desarrollo, la salud y el bienestar de las personas y constituye una base del desarrollo social y económico. El Convenio identifica los bienes y servicios que prestan los ecosistemas, algunos de ellos suministrados por los ecosistemas forestales.

• Diversidad biológica: la clasificación de los tipos de bosques según el grado de naturalidad mide la intensidad y continuidad con la que un bosque ha sido modificado por el hombre. Los bosques españoles se caracterizan principalmente por ser seminaturales (90%), aunque tiende a disminuir a favor de las plantaciones.

• Superficie forestal protegida en España: La conservación del medio natural en España se lleva a cabo mediante demarcaciones administrativas establecidas con la finalidad de favorecer la protección de la naturaleza. Estas áreas se clasifican en espacios naturales protegidos (ENP), Red Natura 2000 y áreas protegidas por instrumentos internacionales. Los ENP son áreas del territorio nacional que por cumplir una serie de características han sido declarados bajo distinta figuras de protección autonómica. Por su parte, la Red Natura 2000 es una red ecológica europea que consta de Zonas Especiales de Conservación. El 40,5% de la superficie forestal nacional se encuentra en zonas protegidas

• Función hidrológica y protectora del suelo. La vegetación forestal ejerce una importante función de control sobre la erosión superficial y sobre las escorrentías directas, lo que redunda en la defensa del territorio frente a la sequía y las inundaciones, el aumento de la capacidad de aprovisionamiento de agua y la conservación y mejora de la funcionalidad de los suelos.Con el fin de potenciar estos servicios que proporcionan los ecosistemas forestales, se realizan actuaciones como la implantación y conservación de cubierta vegetal protectora, obras de corrección de cauces torrenciales, repoblaciones y tratamientos silvícolas de defensa de cauces y cuencas.

• Efecto sumidero de los bosques. Los bosques influyen en el clima y en el cambio climático; durante su crecimiento fijan carbono procedente del CO2 atmosférico o lo emiten a la atmósfera, por ejemplo, cuando arden en los incendios forestales. Estimaciones de la FAO consideran que los bosques poseen el potencial de absorber un décimo de las emisiones mundiales de carbono en la primera mitad de este siglo, en sus biomasas, suelos y productos y almacenarlos.

bosc5

3. POLITICA Y GESTIÓN FORESTAL

Actuaciones destacabas en materia de gestión forestal sostenible:

• Restauración hidrológico-forestal. Comprende un conjunto de actuaciones (mejora de cubierta vegetal, obras de corrección torrencial, repoblaciones y tratamientos silvícolas) con el objetivo de proteger el suelo frente a la erosión, defender el territorio frente a la sequía y las inundaciones, aumentar la capacidad de aprovisionamiento de agua y contribuir a la conservación y mejora de la funcionalidad de los suelos. Véase por ejemplo, el Plan nacional de actuaciones del MAGRAMA, para la restauración hidrológicoforestal, control de la erosión y defensa contra la desertificación.

• Reforestaciones: España viene realizando un gran esfuerzo repoblador desde hace más de 50 años, que se ha visto potenciado, en los últimos 20 años por las medidas de la PAC sobre reforestación de tierras agrarias. No obstante, las diferentes administraciones forestales han seguido repoblando en terrenos no agrarios, aunque en menor medida (véase figura 4, pág. ss).

• Recursos genéticos. La conservación y uso sostenible de los recursos genéticos forestales es uno de los pilares en que se apoyan distintos acuerdos y procesos internacionales; entre éstos, el Convenio de Diversidad Biológica, el Proceso Paneuropeo de Protección de los Bosques y la Estra-tegia Forestal Europea. A escala nacional, está aprobada la Estrategia Española para la Conservación y uso sostenible de los recursos genéticos forestales, para el apoyo, desarrollo y coordinación de actividades y programas de conservación y mejora genética forestal.

• Aplicación de la legislación forestal. Nuestro país cuenta con un robusto marco normativo en materia de regulación de los aprovechamientos forestales y cambio de usos del suelo, regulado en la Ley básica 43/2003, de Montes y posteriormente en las leyes autonómicas, a través de un régimen de autorizaciones y comunicaciones controlado por la Administración forestal autonómica, que permite asegurar que todos los aprovechamientos se realizan con garantías de legalidad.

• Actuaciones de prevención de incendios forestales: La Ley de Montes prevé la realización de programas específicos de prevención de incendios forestales realizados por las CCAA y por el MAGRAMA en coordinación con éstas, tales como: labores silvícolas de prevención con el objetivo de aumentar la resistencia a la propagación del fuego y facilitar las acciones de extinción, la promoción de prácticas de prevención haciendo compatibles la protección de los montes o campañas de sensibilización para la prevención de incendios forestales y formación en la gestión forestal sostenible.

• Superficie ordenada y certificación forestal: La ordenación y planificación de los bosques es la base de la gestión forestal sostenible, al ser una herramienta fundamental para planificar y ejecutar el uso múltiple del monte y las acciones de conservación. Así, la Ley prevé la ordenación de los montes mediante instrumentos de gestión como los proyectos de ordenación de montes, planes dasocráticos, planes técnicos u otras figuras equivalentes.

• Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal. A iniciativa de la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal (DGDRPF), del MAGRAMA, en 2014 se ha aprobado Plan de Activación socioeconómica del Sector Forestal, con una duración de 7 años, que persigue “impulsar la diversificación de la actividad económica en los municipios rurales, mejorando así las condiciones de vida de sus habitantes, y en particular los vinculados más directamente con la actividad forestal”.

Entre sus objetivos específicos se encuentra:

– Contribuir a la diversificación de la actividad económica del medio rural.
– Incrementar número de empleos relacionados con la actividad forestal.
– Mejorar la renta de los trabajadores del sector forestal.
– Mejorar las condiciones de vida de los habitantes del medio rural vinculados a la actividad forestal.
– Aumentar número de explotaciones forestales ordenadas y gestionadas.
– Aumentar la dimensión de la propiedad forestal y lograr superficies
económicamente eficientes para una gestión forestal sostenible.
– Contribuir a incrementar el valor añadido de los productos forestales.
– Aumentar la demanda de los productos forestales.Además, el Plan contempla 85 medidas concretas, considerándose prioritarias las que se desarrollen en torno a estos cuatro ejes fundamentales:
– Comprometer un mínimo de la programación FEADER a medidas forestales y definirlas de manera útil para la consecución de los objetivos del Plan de Activación Socioeconómica del Sector Forestal.
– Apoyar la valorización energética de la biomasa.
– Apoyar el asociacionismo y las organizaciones de productores para la
movilización de los productos forestales.
– Apoyar la transformación, diferenciación y diversificación de uso de los
aprovechamientos forestales.

El Plan constituye el marco de referencia socioeconómica para la futura revisión del Plan Forestal Español y desarrolla en un primer nivel lo recogido por la nueva estrategia de la Unión Europea (2013) a favor de los bosques y del sector forestal, estrategia que revisa la anterior formulada en 1998. Además, la revisión de la Ley de Montes permitirá dar respuesta a medidas identificadas en el Plan que requieren adaptaciones legislativas a escala nacional.

bosc4

RECAPITULACIÓN

Según las instituciones ese es el estado y valor de nuestros bosques y sus valores que no son pocos. Simplemente os pido amables lectores que cuando esteís en un bosque lo VEAIS DE OTRA FORMA. Las especies vegetales son seres vivos…. nosotros las necesitamos y por contra ellas no nos necesitan PARA NADA. Llevan en el Planeta muchos milenios más que nosotros, debemos respertarlos y valorarlos al igual que al resto de la Flora y Fauna – BIODIVERSIDAD. No olvides nunca que el planeta no es nuestro ….El planeta NO NOS PERTENECE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s